Páginas vistas en total

miércoles, 23 de abril de 2008

ACTA FUNDACIONAL


Tú... ¿Dónde vives? Yo vivo en Euskizofrenia, territorio difuso de nombres diversos y fronteras cambiantes. Sus habitantes están divididos entre quienes suman, restan, multiplican y dividen. Unos intentan sumar apoyos para vivir solos en compañía de otros que también aman la soledad. Otros restan los días que les faltan para marcharse por donde habían venido o adonde dicen que hay sol y calorcito. También hay quien multiplica adhesiones a un proyecto común llamado Hpania: son los hpanioles. Por último, están los que dividen. Ponen a una persona en el dividendo, activan un explosivo en el divisor y tras la explosión los pedacitos quedan esparcidos entre el cociente y el resto.
      Antaño, Euskizofrenia tuvo otros nombres: Vasconia, Vascongadas, Basconia, Bascongadas, País Vasco, Comunidad Autónoma Vasca, Baskonia, Euzkadi, Euskadi o Euskal Herria. Sobre fronteras, mugas y límites territoriales hay mucho que hablar.
       Los que suman aseguran que Euskizofrenia se llama Euskal Herria y se compone de 7 herrialdes o territorios históricos, delimitados por un par de ríos, que desembocan en la mar, que es el morir. A saber: el Ebro y el Adour. La Historia empezó y acabó en Euskizofrenia. En el resto del planeta sólo se escriben crónicas de sucesos más o menos transcendentes.
       Los que restan ignoran todo lo que ocurre en Euskizofrenia, recrean en su entorno una reproducción de la tierra en la que nacieron y sólo viven pensando en volver por donde habían venido. Ellos dicen que viven en el País Vasco o en Euskadi. Creen que tiene tres "provincias", nombre arcaico éste donde los haya, cada vez menos utilizado. Sus padres y abuelos también se referían a las Vascongadas cuando les tocó emigrar desde Castilla, Extremadura o Andalucía.
      Los que multiplican también dicen que viven en el País Vasco o en Euskadi, pero el país que realmente les importa es Hpania. Nadie sabe lo que es, aunque está dibujado en los mapamudis con un color único que aglutina también a sitios distintos como Euskizofrenia o Cataluña/unya.
       Por último, los que dividen no tienen ninguna duda: Hpania no existe, algún día desaparecerá. Si hace falta, a base de bombas. El mundo, para ellos, empieza y acaba en Euskal Herria. Lo único que les interesa del resto de territorios del planeta son algunos parajes limítrofes de la Francia no vasca en los que refugiarse y los lugares de Hpania en los que acostumbran a colocar sus bombas.

No hay comentarios: