Páginas vistas en total

martes, 15 de febrero de 2011

¿ARABA SAUDÍ? NO. SIBERIA-GASTEIZ.


Gotzon Unzurrunzaga entró en el Hall del Convention Hotel de Dubai. Le esperaba el Delegado de Ventas de Microsoft.

- Kaixo/Hola/Hello, Señor/Mister Jones Jauna.
- Hi. What are you talking about, Mister Unzurrunzaga?

Gotzon era un tipo políticamente correcto. El Congreso de los Diputados de Hpania acababa de aprobar la nueva denominación oficial de su tierra. Álava ya no era Álava en castellano y Araba en euskera. Ahora había que decir Araba-Álava, en bilingüe. Eso sí, su pronunciación no era apta para tartamudos y torpes. Unzurrunzaga necesitó el apoyo de un logopeda para decir el trabalenguas.

- Arabatarra/alavés naiz/soy, -les decía a sus amigos-. Araban bizi nahi dut/Quiero vivir en Álava.

Cuando salía al extranjero la cosa se complicaba. Intentaba hablar en trilingüe, lo que alargaba sus conversaciones hasta lo insufrible.

- Good morning, sir. Egunon, jauna. Buenos día, señor.

La cuenta de beneficios de su empresa de informática se resintió. Nadie quería negociar con él, el delegado de Ventas de una pequeña compañía de software. Es por ello que decidió apostar a la carta más alta. Convenció a sus jefes de que le pagasen el pasaje a Dubai y una estancia de 10 días en el Convention Hotel donde se iba a desarrollar el congreso de software más importante del mundo. Sólo tenía que convencera Microsoft de la posibilidad de hacer una joint venture para
que se pudise comprar en todo el planeta el programa de traducción automática trilingüe en inglés, euskera y castellano. Su compañía, +K2, lo iba a petar. Sería un pelotazo. Sus sueños de hacerse millonario se cumplirían, por fin.

- Kafetxo nahi duzu?/ Do you want a cup of coffee/ ¿Tomamos un café? -le dijo Unzurrunzaga a Colin Jones.
- Sorry, sir... I don't understand what you mean...
- Barkatu/Sorry/Perdón. Araba/Álava...

Colin Jones se dio la media vuelta y dejó a Gotzon Unzurrunzaga con un palmo de narices. Con lo que había costado conseguir aquella entrevista con el delegado de ventas de Microsoft... Unzurrunzaga sacó su móvil para hablar con el batzoki de su barrio. Lloró desconsolado mientras le decía al burukide de turno que el euskera no sirve para viajar ni hacer negocios, pero tenían que seguir intentándolo.

- Conseguimos que la capital de Eskadi se llamase Vitoria-Gasteiz para desesperación de los expertos vascos de Marketing- dijo Gotzon-. Ahora hay que hacerle tragar a todo el mundo que esa Álava de la que hablábamos en castellano y la Araba a la que nos referíamos en euskera, se llamará para siempre Araba/Álava.
- Tranquilo, Gotzon -le tranquilizaron al otro lado del teléfono-. A Galileo tampoco le dieron la razón a las primeras de cambio.

NOTA DEL AUTOR:
- Dedicado a los políticos que nunca han tenido que vender ni una escoba y juegan alegremente en el Congreso de los Diputados con el nombre de las cosas.
- Dedicado a las Juntas Generales de Álava, que bajo el mandato de Fernando Buesa Blanco (asesinado por ETA el 22 de febrero de 2000 junto a su escolta Jorge Díez Elorza), ya legislaron sobre el tema y decidieron que esta tierra se llama Álava cuando hablamos en castellano y Araba cuando hablamos en euskera.
- Dedicado al PNV, partido que decide en Madrid sobre el nombre de las tierras de Álava sin consultar a los alaveses. Y los alaveses tenemos opinión. La ejerceremos en las urnas el 22 de mayo. Por cierto, lo mejor es votar en blanco. No te manchas con la corrupción de los partidos. Seguiré votando en blanco mientras no haya listas abiertas para sacar de las candidaturas con el voto a los ladrones, corruptos, mentirosos y estafadores.

No hay comentarios: