Páginas vistas en total

sábado, 9 de julio de 2011

ÁLAVA: NIEVE Y CASPA (capítulo I)

Es la tierra en la que he pagado impuestos 26 años, la quiero pero hay que pegarle un buen meneo... La nieve que tanto nos suele cubrir en invierno no tiene remedio, pero la caspa sí... Álava aún conserva demasiada caspa en la cabeza... Su rancio abolengo conservador tal vez tampoco tenga remedio en lo político, pero sus costumbres van cambiando poco a poco.
El día de la investidura de un político hpaniol de derechas como diputado general de Álava, corrieron rumores por la Casa Palacio. Se decía que el PP y Ezker Batua habían negociado en Madrid para evitar que el dantzari nacionalista vasco de derechas volviese a ocupar la poltrona del llamado Territorio Histórico (¿tiene Álava más historia que Burgos o Melilla?). Ante tal rumor, entraron en acción dos de los cinco políticos de más rango dentro del PP (o Rabanera, o Alflonso, o De Andrés, o Maroto u Oyarzábal). Búsquese la combinación que más les guste de los cinco, tomados de dos en dos. Inmediatamente trataron de deshacer el rumor. Dijeron entre los reporteros de televisión ubicados en un pasillo de la Casa Palacio que aquello era falso... Y como prueba, una declaración taxativa: "Fui a Madrid, pero a los actos del Día del Orgullo Gay". Zorionak! Eso es lo que necesita Álava: que le den un meneo para sacudirse la caspa. Antes gay que negociar bajo cuerda en Madrid. Algo está cambiando en esta provincia... Menos mal...
Parafraseando a Tip y Coll, "mañana hablaremos de Javier de Andrés..."

No hay comentarios: