Páginas vistas en total

domingo, 10 de julio de 2011

LAS PIRÁMIDES DE VITORIA

El socialista Patxi Lazcoz, bautizado como el alcalde atroz por la derecha, da explicaciones esta mañana sobre el CASO BAI CENTER, un palacio para las artes y los congresos que iba a costar unos 200 millones de euros a los alaveses. Según el nuevo alcalde del PP, Javier Maroto, dicha obra iba a hipotecar por años las arcas municipales. Hay muchas contradicciones entre ambos. La principal es el dinero que costará no hacer unas obras que ya habían empezado tres meses antes de las elecciones... Dice Maroto (con respaldo de interventores municipales) que el desistimiento costará 17 millones. Lazcoz sostiene que 2. Alguien miente... Da igual, al final el pato lo pagarán los ciudadanos.En 1999 Alfonso Alonso (Alflonso) llegó a la alcaldía de Vitoria con el PP después de 20 años de gobierno de la otra derecha (el PNV/EA con José Ángel Cuerda). Durante los primeros años de su mandato de 8 me dediqué a coleccionar las ocurrencias que tenían Alflonso. Cuando ya no me cabían más en el archivador, se decidió por renovar la plaza de toros y hacer un auditorio. Vitoria fue una ciudad afortunada con dos plazas de toros casi juntas durante algún tiempo. Al final, la vieja se demolió para hacer negocios (pisos, oficinas, etc...) y la vieja no sirve para casi nada (se llama Multiusos y sólo se ha empleado para 6 corridas de toros al año y algún conciertillo o espectáculo). Dentro de poco también allí jugará el Baskonia mientras le remodelan el Buesa Arena. La factura la pagaremos los de siempre. El auditorio de Alflonso tampoco se construyó y en el camino nos gastamos unos 500 millones de pesetas.
Ocho años después de Alflonso llegó Patxi Lazcoz, que también quería su pirámide. La intentó construir a trancas y barrancas enfrente del Gobierno Vasco. El día de inocentes, se aprobó el comienzo de las obras con el apoyo del PNV. En febrero empezaron a hacer un inmenso agujero. Los ciudadanos temblábamos... ¿Quién va a pagar este desaguisado si no ganan las elecciones? Como era de prever, no las ganaron y ahora llega la gran venganza. Si Alflonso no consiguió hacer su auditorio, Lazcoz tampoco tendrá el suyo. Chincha rabiña...
Alflonso sí que nos dejó una segunda pirámide tras su mandato. Además de la Plaza de Toros Multiusos Infrautilizada, acabó la obra empezada por su colega de derechas José Ángel Cuerda: la extensión brutal de la ciudad de Vitoria con la creación de dos gigantescos barrios en Salburúa y Zabalgana. Vitoria no necesitaba tal expansión, pero los amigos constructores de Alflonso y Cuerda se quedaron encantados con la operación. Y ahora... ¿quién pagará la factura de tanto despilfarro en época de crisis? ¿Cuánto cuesta mantener tantos edificios que nadie necesitaba? ¿Objeción fiscal? Poca venganza sería por parte de los ciudadanos que estamos hartos de tanto despelote.
!Ah! Y en la próxima entrada hablaremos del gobierno foral de Javier de Andrés...

No hay comentarios: