Páginas vistas en total

viernes, 23 de septiembre de 2011

ÁLAVA, ENREJADA. ¿UNA CÁRCEL PARA ETA?


En los últimos días mis jefes me han encarcelado dos veces. Primero me mandaron a la prisión de Nanclares y después a la inauguración de Nanclares II, Zaballa o Ciudad Penitenciaria Araba/Álava… En Euskizofrenia no nos ponemos de acuerdo ni en el nombre de las cosas y seguimos sin saber como llamar al país…
Como decía el diario Berria, uno de cada cien gasteiztarras tiene plaza en una celda a la puerta de casa. Vitoria será la Green Capital europea en 2012. Álava no le va a la zaga: ya es la provincia enrejada. ¿Qué pecado habrán cometido los vecinos de Nanclares para tener en su municipio dos prisiones en las que caben 2300 personas? Los alaveses, como buenos vascos, tenemos alma de pioneros y conquistadores. Vitoria batió el record de número de plazas de toros por habitante cuando convivieron a escasos metros el viejo coso y el nuevo multiusos que no se usa nada. Ahora Nanclares ha logrado la plusmarca mundial plazas penitenciarias por vecino.Nadie quiere reclusos en su barrio. Hay quien preferiría que los metiesen en una nave espacial con destino a un satélite. En Vitoria, a algunos incluso les estorban los que están en régimen abierto. La Green Capital no quiere presos en reinserción ni musulmanes rezando en sus mezquitas. Se les estropearía su idílica postal de la plaza de la Vírgen Blanca.
El 14 de setiembre, el Gobierno Vasco me preguntó por el nombre de mi padre y de mi madre antes de autorizarme a ver una patética mesa redonda sobre el Camino de Santiago protagonizada por varios “famosos oficiales” en la vieja cárcel de Nanclares. Había más periodistas e invitados que presos: apenas una veintena en una cárcel con 700 reclusos. ¿Cuánto costó la “fiesta”? ¿Cuál es el caché de un famoso para ir a hablar a la cárcel? Se admiten apuestas.
El 21 de setiembre, el salón de actos de la nueva cárcel alavesa parecía un pueblo en fiestas. Lástima que ya no tengamos Nodo. Podríamos haber ensalzado los valores cívicos que albergaban los corazones de tantas autoridades civiles, políticas y militares que se reunieron para vestir sus mejores galas y comer gratis a la salud de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias.
Había entre 200 y 300 personas. Sólo faltó el Obispo. Seguro que porque no le dejaron bendecir las alambradas y las unidades habitacionales (estupendo eufemismo para definir las celdas de toda la vida). Las mismas autoridades que nos piden el milagro de que nos apretemos el cinturón mientras nos bajan los pantalones se ponen hasta el culo en todos los saraos que pillan por banda. La cárcel ha costado 116 millones de euros y alguien se enorgulleció por la transparencia con que se han hecho las obras. Parece que aquí FCC no tiene que pagar mordidas. Al menos eso dicen…
A la sociedad bienpensante le ha parecido fatal que la prisión tenga piscina. “Como un hotel de 5 estrellas”, decía algún periodista que aún no ha sido encarcelado. El Foro de Érmua tiene miedo de que centenares de presos de ETA acaben en estas celdas alavesas cuando decidan reinsertarse de una vez. Lo que para el Foro de Érmua es un problema, para la sociedad vasca sería el comienzo de la solución. Sólo hace falta que ETA se disuelva de una vez y que sus militantes reconozcan que matar está muy mal.

Por su parte, Etxerat también sigue llorando. Los familiares de los presos orgullosos de seguir en ETA se vanaglorian de la resistencia de sus bravos chicos y chicas. Denuncian que algunos asesinos de la banda terrorista son sometidos a “cacheos integrales” en sus celdas o que dos presos de Almería y Badajoz perdieron sendos vis a vis por culpa de unos “cacheos con palpación”. Como no identifican a los reclusos, no podemos saber si cumplen pena por asesinar a personas inocentes que ya no pueden mirar a sus hijos o abrazar a sus cónyuges.

No hay comentarios: