Páginas vistas en total

domingo, 22 de enero de 2012

LAS 14 VÍCTIMAS DE FRAGA

La muerte es juguetona. Decidió llevarse a Fraga y a Txillardegi el mismo fin de semana. Se me ocurrió escribir juntos sus nombres en mi muro de Facebook y alguien se indignó. ¿Con razón? Depende…
Manuel Fraga batió todos los records de Franco, el padre político del que nunca renegó. Si el dictador aguantó en el poder casi 40 años utilizando su mano de hierro para cometer incontables crímenes en su Cruzada contra la República, Fraga batió la plusmarca del general: ¡60 años con la vara de mando! En 1951 fue nombrado secretario general del Instituto de Cultura Hispánica y no abandonó la poltrona hasta que dejó de tenerse en pie. Manuel Fraga Iribarne también tiene un pasado sangriento: mientras la calle era suya, durante los 6 meses que encabezó el Ministerio de Gobernación, fue el máximo responsable de la muerte violenta de 14 personas, según datos de la Asociación de Víctimas del 3 de Marzo:
- Romualdo Barroso, Pedro María Martínez Ocio, Francisco Aznar, José Castillo y Bienvenido Pereda eran los 5 trabajadores en huelga que fueron abatidos por las balas de la policía nacional en los Sucesos de Vitoria, en 1976.
- Teófilo del Valle (considerada la primera víctima posfranquista) fallecido en Elda una semana antes de los Sucesos de Vitoria.
- Juan Gabriel Rodrigo y Vicente Antón Ferrero (abatidos en Tarragona y Basauri durante actos en protesta por la matanza de Vitoria)
- Oriol Solé, anarquista tiroteado por la Guardia Civil en Burguete después de haberse fugado de la cárcel de Segovia.
- También murieron Felipe Suárez, Manuel Garmendia, Bernardo Bidaola, Ricardo García, Aniano Jiménez y Alberto Soliño.

Txillardegi es una figura clave de la Cultura Vasca. Representa valores contrapuestos a los de Fraga. Ambos nacieron en la década de los 20. Txillardegi es el padre de criaturas primorosas de la Literatura Vasca como Leturiaren Egunkari Ezkutua, considerada la primera novela moderna escrita en euskera, en 1957. Otra de sus creaciones no fue tan ejemplar: fue uno de los fundadores de ETA, cuyo nombre fue también obra suya. Abandonó la banda terrorista en 1967, harto de la deriva marxista leninista que había emprendido ETA.

En el momento político que vive Euskizofrenia, buscando el camino de la justicia, el perdón y la reconciliación, la muerte simultánea de Fraga y Txillardegi no deja de ser una travesura del destino. Fraga se ha muerto en la cama sin arrepentirse de nada. Los familiares de las 14 personas abatidas por las balas de la policía de Fraga jamás escucharon de su boca palabras de perdón, o al menos de dolor por el daño causado. Una semana después de su muerte, durante el funeral al que asistieron 200 gaiteros el arzobispo de Santiago pidió misericordia para Don Manuel con estas palabras: "Imploramos humildemente tu misericordia, señor, para que nuestro hermano Manuel, que entregó su vida al servicio de los demás, alcance el premio de tu reino". ¿Descansará en paz Manuel Fraga? Su cuerpo, tal vez… Su memoria, no.

1 comentario:

ana dijo...

Hemos tenido que esperar a que se muera este señor, para poder hablar con libertad de lo que verdaderamente ha hecho. Tenemos uno vivo ahora en proceso judicial del que acaban de mandarme un curioso e-mail informativo:
La Asociación de Familiares de Asesinados de Navarra (AFAN)
y los apoyos al juez Garzón

Ante algunas sorprendentes muestras de apoyo al juez Garzón aparecidas estos días en la prensa, por parte de algunos organismos dedicados a los derechos humanos y a la memoria de los fusilados del 36, la Asociación de Familiares de Asesinados de Navarra (AFAN) quiere manifestar a la opinión pública lo siguiente:

1º.- Desde nuestra constitución hace ya 25 años, siempre hemos reivindicado la memoria de los fusilados de Navarra no sólo como algo meramente archivístico y documental, sino también teniendo en cuenta las razones de las matanzas y sus consecuencias posteriores, que arrastramos hasta nuestros días. Lo hemos dicho muchas veces: no hacemos nada recuperando los huesos si no reivindicamos los ideales que les dieron vida.

2º.- Durante décadas, la Audiencia Nacional ha sido uno de los organismos más continuamente denunciados por los organismos de derechos humanos. Por ella han pasado miles de personas de las que una buena parte han denunciado atroces torturas. Basta ver las espeluznantes declaraciones que constan en libros y dossieres de Amnistía Internacional, Comisión Europea de Prevención de la Tortura, TAT, etc. Pese a miles de casos documentados, la Audiencia Nacional jamás abrió unas diligencias para esclarecer los hechos que los detenidos denunciaban.

3º.- El juez Garzón ha sido durante muchos años el juez estrella en esa Audiencia Nacional, y el que más detenidos ha interrogado, escuchando cientos de estremecedoras denuncias. Detenidos, insistimos, por orden suya y bajo su única responsabilidad. Jamás abrió unas diligencias para esclarecerlas. Escuchar o leer esos testimonios de tortura es lo más parecido a lo que escuchamos a los represaliados del 36. Garzón además ha sido promotor del encarcelamiento los últimos años de cientos de personas por su exclusiva militancia política, cerrando medios de comunicación, etc.

4º.- Que ahora, en nombre de los derechos humanos o de los fusilados del 36, algunos grupos salgan en defensa del juez Garzón, alabando su “decencia ética y democrática” nos parece un cruel sarcasmo. Un insulto a todos los represaliados de ayer y de hoy. Lo más horroroso que les podríamos hacer a las víctimas del franquismo es poner su memoria en manos de personajes así, que pretenden lavar su tenebroso pasado con la limpia bandera de nuestros fusilados. Con nosotros y nosotras que no cuenten.

Pamplona, 25 de Enero de 2012

Asociación de Familiares de Asesinados Navarros (AFAN)