Páginas vistas en total

sábado, 28 de abril de 2012

LA PREGUNTA QUE EL LEHENDAKARI AÚN NO HA RESPONDIDO...



 Impresiona ver tantas corbatas desayunando juntas. En vísperas de San Prudencio, patrón de Álava, el diario “Cinco días” juntó en un hotel de Vitoria a unos 200 impecables ejecutivos. La factura la pagaba el Banco de Santander. Quienes llevaban una de esas sogas al cuello recibieron otra a la salida para poder fardar de usar el mismo modelito que Botín y Fernando Alonso. ¿Quién iba a hablar ante tan selecto auditorio? El Lehendakari de Todos los Vascos y Vascas: el quasiingeniero Patxi López. Debe ser difícil para un socialista dar lecciones de economía a tantos expertos que han llegado a la cima de sus empresas u organizaciones cortando todas las cabezas que haya hecho falta para demostrar que son los mejores. Sin embargo, para ese menester, los lehendakaris tienen negros que les escriben brillantes discursos. Uno no puede ser sublime cada minuto. López dijo que “especuladores sin alma juegan con el progreso de los países y de millones de personas”.  Supuse que entonces el moderador del evento le retiraría la palabra al Lehendakari por tan fea alusión a la familia Botín y su banco… Pero no… Todo era la típica comedia de políticos y empresarios representando papeles aparentemente distintos.
     Patxi exigió que la política recupere la primacía sobre la economía. De nuevo, fuegos artificiales. ¿Nadie le ha dicho a este chico que él es un botones de los Sacrosantos Mercados y sus agentes (bancos y multinacionales)? Pues ya va siendo hora. El Lehendakari se atrevió incluso a criticar que en 2008 y 2009 todos los países hubiesen regalado dinero público a los bancos. Se le olvidó comentar que por aquel entonces estaba en el poder en Hpania Zapatero, un botones de su mismo partido al que le encantaba salir en la foto con los amigos de Botín sonriendo por el gran saqueo que hicieron de las arcas del Estado.  Patxi López se mostró sorprendido de que después, los mismos bancos a los que dimos nuestro dinero, “cogieron el cheque, taparon agujeros y rompieron otro cheque: el de la solidaridad”. Por esta frase al negro del Lehendakari habría que  pagarle doble.

No faltó la cantinela socialista contra la política del PP cuyo único objetivo es contener el déficit y controlar la deuda pública a costa de lo que sea. De nuevo, Patxi López no es un hipócrita ni un cínico, pero a veces lo parece por culpa de esos escribanos que le redactan los discursos. No le acusaremos de hipocresía ni de cinismo, pero sí diremos que es de fariseos criticar la política económica del PP cuando el mismo PSOE aceptó cambiar la Constitución el pasado verano mientras estábamos en la playa obedeciendo el chantaje de los mercados y las órdenes de Merkel y Sarkozy. Aquella reforma fue un torpedo contra una Carta Magna que definió Hpania en 1978 como un “Estado Social y Democrático de Derecho”. Desde agosto es otra cosa: un Estado Neoliberal que consagra la obligación de no endeudarse y contener el déficit como el primero y más importante de sus Mandamientos.

      Llevo desde hace un mes intentando hacerle una pregunta al Lehendakari de todos los Vascos y Vascas. Lo intenté en el vestíbulo del Parlamento, antes de Semana Santa. Entonces me respondió que ese día “no tocaba”. Había salido a responder a una pregunta previamente pactada con Radio Euskadi. Mi gozo en un pozo. Le dije que cada vez se parecía más a Jordi Pujol.  El pasado viernes, 27 de abril, lo intenté de nuevo. Sabía que era una difícil misión. El Lehendakari de Todos los Vascos y Vascas cada vez utiliza más el formato Rajoy: poquísimas  comparecencias en ruedas de prensa y muchas declaraciones rimbombantes con preguntas controladas. La del Foro Cinco Días fue una de ellas. A los periodistas se nos solicitó que planteásemos nuestras preguntas por escrito. Lo hicimos y el moderador, un tal Jorge Rivera, director de ese interesantísimo diario económico, se encargó de seleccionar a su antojo. Para eso le había dado un montón de euros para la fiesta el Banco de Santander…  Mi pregunta, firmada por mi nombre y redactada en mayúsculas para facilitar el trabajo del moderador decía lo siguiente:  

“PREGUNTA DE ACTUALIDAD FISCAL. YA QUE USTED, LEHENDAKARI ES UN DEFENSOR DE LA LUCHA CONTRA EL FRAUDE, LE PLANTEO MI PROBLEMA: MI FAMILIA TIENE UNA CASA EN EL VALLE DE MENA (BURGOS). MIS CUATRO HERMANOS HEMOS PENSADO EN HACER OBRAS DE REHABILITACIÓN APORTANDO CADA UNO 100.000 EUROS. SIN EMBARGO, INTENTAREMOS SACARLE EL MÁXIMO PARTIDO A NUESTRA INVERSIÓN. PARA ELLO, HEMOS PENSADO EN QUE CADA UNO CONSIGA POR LOS MEDIOS QUE QUIERA BILLETES DE 500 EUROS PARA PAGAR SU PARTE. ADEMÁS, SI ESCONDEMOS ESE DINERO A HACIENDA, EVITAREMOS PAGAR IMPUESTOS. Y AHORA VIENEN LAS PREGUNTAS:

1.- ¿SI DENTRO DE CINCO AÑOS ME PILLAN Y DECIDO PAGAR UNA MULTA, USTED TAMBIÉN DIRÍA QUE FUE UN ERROR?

2.- LO MÁS IMPORTANTE: SI YO FUERA POLÍTICO E HICIERA ESO, ¿ME VOTARÍA?”

El Director de Cinco Días, Jorge Rivera, prefirió no hacer la pregunta. A cambio, tuvimos que soportar una blandísima entrevista al Lehendakari a la que él mismo llamó “CONVERSACIÓN”.  Las múltiples preguntas que pasamos los periodistas que cubríamos el acto fueron englobadas en un par de cuestiones genéricas sobre el plan de reinserción de presos de ETA y las subida del paro. Después, llegó su tediosa conversación de más de media hora. Seguiremos esperando a que el Lehendakari, algún día, nos quiera responder a estas sencillas preguntas…
Por lo menos, y eso hay que reconocérselo, estuvo simpático cuando le saludé al final del acto a las puertas del hotel. Le gustó mi corbata italiana modelo Bart Simpson. Sigo sin entender por qué utilizó Basagoiti al pobre Homer para meterse con el Lehendakari. Dijo el líder del PP vasco que López critica las reformas económicas de Rajoy teniendo menos títulos que el padre de Bart. Eso sí que es impresentable.  Homer nuncá alardeó de haber acabado ingeniería para hacerse con los mandos de la Central Nuclear de Springfield... !Menos bromas con los dibujos animados, Basagoiti!

7 comentarios:

karmen dijo...

Donde está el machete de la Plaza del Machete Vitoriana? Habrá que recordar la historia de dicho útil a la vez que recordarles a los que nos gobiernan que éstos están al servicio de la ciudadanía y no la ciudadanía al servicio de los gobiernos.Buena gestión más inspección en su momento habría hecho que hoy los gobiernos se hubiesen tenido que endeudar y los ciudadanos nos hubiesemos apretado el cinturón. La crisis posiblemente no existiría o se hubiese salido ya de ella. Y pregunto yo: Si una vez se propuso tener un empleo, porque no se propone tener una casa, como mucho una segunda de veraneo?. Y que la inversión mensual de una hipoteca no sobrepase por ej. el 20% de cualquier nómina? Y si estamos ante una crisis excepcional porqué no se hace excepcional paralizar las hipotecas o adecuarlas a los ingresos de los hipotecados? Algún político mencionó en los años 90, ante la subida de los precios en Vitoria, que se iba controlar. Fué un error no controlarlo? Si pagamos una contribución urbana en razón de un valor que el ayuntamiento determina, habría que investigar el precio al que se compra-vende con el valor que se estima en dicha contribución? Podría ser ésta una buena medida real de dar salida y respiro a tanta vivienda en venta y ciudadanos con un pie en la calle? O seguimos prefiriendo la vuelta al chabolismo?.En este caso los ciudadanos con nuestra codicia de ganar lo máximo también somos culpables. Las utopías dejaran de serlo cuando se lleven a la práctica y se demuestre su validez o no. Llegarán alguna vez políticos que en vez de arrasar con todo lo hecho por sus antecesores de partido iguales o distintos, estén por superarles en mejorar lo hecho?

José Manuel Cámara Sáez dijo...

Virtual amiga Karmen: tu comentario es un ejemplo de la responsabilidad compartida que tienen en esta crisis todos aquellos que se han dedicado a especular. Y cualquier ciudadano que haya comprado un bien para su inmediata reventa con el fin de obtener un margen de beneficio a corto o medio plazo es corresponsable de la que está cayendo. Sin embargo, su cuota de responsabilidad será proporcional al beneficio obtenido. !A mí que me registren! Mi dedo acusador se dirige contra los partidos que han administrado este Estado que ha fomentado el Boom del Ladrillo. Contra un partido que ahora quiere echar a los inmigrantes después de que han explotado su mano de obra para construir a troche y moche en esos puestos de peón que los "autóctonos" no queríamos. Contra quienes están aplicando a rajatabla los principios denunciados en la Doctrina del Shock. Contra un gobierno que ha fichado, entre otros, a un capo de Lehman Brothers y a un tratante de armas para convertir el Estado del Bienestar en una caricatura.
http://es.wikipedia.org/wiki/La_doctrina_del_shock
http://www.naomiklein.org/shock-doctrine/materiales-espanol
http://www.youtube.com/watch?v=gP591bZNc0I
Pero sólo es mi opinión.

karmen dijo...

Ajá!!! y llegaron las armas!!. Ante todo muchísimas gracias por tu invitación al blog y darme la oportunidad, a ésta ciudadana de a pie, de expresar y compartir sus inquietudes y al mismo tiempo adquirir más conocimientos. Gracias por los enlaces que prometo leer en el finde. Ánimo y mientras vivamos en "democracia", sigamos expresando nuestro parecer de las cosas o demandando explicaciones pues aunque nunca lo reconozcan que sepan que no somos tontos.

Kenit Folio dijo...

Genial artículo.
Un saludo.

José Manuel Cámara Sáez dijo...

Gracias, Kenit Folio. Espero no defraudarte en próximas entradas... Sígueme y recomienda este rincón euskizofrénico a tus amigos hartos de las medias tintas pagadas con dinero o con favores.

Titus dijo...

¿No os sentís un poco utilizados los periodistas cuando acudís a este tipo de actos a mayor gloria del político-divo de turno o del banco que pone el dinero?

José Manuel Cámara Sáez dijo...

Por supuesto que nos utilizan, Titus. Como a tí, si vendes tu tiempo a una empresa que hace con él lo que quiere. No obstante, sabrás como yo que tenemos un par de derechos incluidos en la Constitución que nos permiten mantener unos mínimos en materia de deontología profesional. Se trata de la Claúsula de Conciencia (yo la apliqué a mi modo hace más de una década) y el Secreto Profesional.