Páginas vistas en total

lunes, 7 de mayo de 2012

BASAGOITI, MAROTO Y SABINO ARANA. PATXI LOPEZ NO COMERÁ EL TURRÓN EN AJURIA ENEA


La Batalla Electoral de Euskizofrenia se ha desatado. Basagoiti quiere elecciones ya. No soporta que el Lehendakari al que sostiene con sus votos en el Parlamento Vasco le salga respondón, atacando a Rajoy. Quieren una Hpania sin disidentes en Vitoria o Sevilla. Patxi López no comerá el turrón en Ajuria enea. En noviembre, elecciones anticipadas en Euskizofrenia. Se admiten apuestas.

El alcalde de mi pueblo tiene mucha ilustración... Se llama Javier Maroto y es del PP. Con sólo 9 de 27 concejales intenta gobiernar Vitoria-Gasteiz con mano firme. Sobre todo al recortar los derechos sociales de los inmigrantes. A Maroto le repatea que el Gobierno Vasco intente aprobar una Ley de Culto que permite que los musulmanes tengan las mezquitas que quieran, lo mismo que los católicos tienen las iglesias que quieren. Sólo hay una diferencia: las mezquitas cada vez se llenan más y las iglesias se están desertizando. El alcalde de Vitoria nos está saliendo islamófobo. Ha llegado a decir que el Gobierno Vasco "va a propiciar que surjan mezquitas como champiñones. Donde hoy hay una frutería mañana habrá un oratorio."

Más madera. Reproduzco literalmente lo que escribió el domingo 6 de mayo en su muro de Facebook:

"Las medidas tomadas están contribuyendo a que el 'efecto llamada' se esté invirtiendo en Vitoria. Ahora se van 6 veces más personas (en su mayoría extranjeros) de las que vienen. En concreto, en los primeros meses de 2012, llegaron 655 personas a Álava, pero se marcharon 4.189".

FIN DE LA CITA. En sólo 18 horas, ese párrafo de Maroto cosechó 50 “megustas” y 48 comentarios en Facebook. Afortunadamente, no todo eran adhesiones inquebrantables. Muchos recordamos para qué vino la mayoría de los inmigrantes. Para ganarse el pan, lo mismo que los vascos y españoles tuvieron que hacer cuando se vieron obligados a emigrar por motivos económicos o por la Guerra Civil.

El argumentario del PP ha puesto en la diana a personas nacidas fuera de España que nos han ayudado a sembrar de ladrillos nuestras ciudades y, sobre todo, nuestras costas, cuando nuestra mano de obra se orientaba a otros sectores con más prestigio que el de la albañilería y oficios afines.

Antonio Basagoiti acusó el pasado viernes en el Parlamento al lehendakari, Patxi López, de “tener a 30.000 vascos sin tarjeta sanitaria que han vivido, nacido y cotizado en el País vasco”. Se refería, entre otros, a algunos empresarios autónomos y otros profesionales que han decidido apostar por la sanidad privada. Añadía Basagoiti que el Lehendakari "es partidario de darle la tarjeta sanitaria a las personas que vengan de manera irregular, a beneficio de las mafias, y de cualquier lugar del mundo".

Basagoiti ha acuñado un binomio que en Euskizofrenia suena fatal. Otra cita textual del líder de los populares vascos: “La Sanidad, primero para los de casa”. Antonio Basagoiti es el nuevo Sabino Arana vasco. Divide a los ciudadanos entre los de casa y los de fuera. De ahí a empezar a llamarles maketos, coreanos y otras lindezas que decían los rancios nacionalistas de otras épocas contra extremeños, andaluces o castellanos hay un paso. El gérmen del racismo está dormido en nuestra conciencia. Apelaciones a culpar al extranjero de la crisis son un perfecto caldo de cultivo para que acabemos.

Javier Maroto es VTV, vitoriano de toda la vida. Antonio Basagoiti es VTV, vizcaíno de toda la vida. Han tenido mucha suerte (sobre todo Basagoiti) de nacer en sendas familias en las que jamás les faltó de nada. Javier y Antonio no tendrán que emigrar jamás y nadie les llamará “extranjeros”. Son muy afortunados, pero han defraudado a miles de vascos que hablan con otro acento, que tienen una piel distinta, que profesan otra religión y que creían que el PP era su partido. Dentro de un año sabremos cuántos votos pierde Basagoiti por mirarse en el espejo de Sabino Arana.


2 comentarios:

valnera dijo...

La que hizo pocos días antes Zabaleta con esto
El correo 30 de abril de 2012 pag. 14

Gemma Zabaleta: “…todo aquel que pueda empadronarse debería tener un permiso de trabajo provisonal revisable. Y “eliminable”. Según su opinión, hay que asumir “que no todo el mundo puede hacer un proyecto vital entre nosotros””.

Y antes decía esto: Martes, 08 de Noviembre de 2011 11:38 Redacción Norte

Se presenta el Pacto Social por la inmigración en Euskadi, como primera medida del plan de Inmigración 2011-2013. "Los inmigrantes no son otros, sino que forman parte de nosotros", destacó la consejera de Asuntos Sociales, Gemma Zabaleta, durante la rueda de prensa de presentación celebrada ayer en Bilbao.

José Manuel Cámara Sáez dijo...

Gracias por tu afinado y oportuno apunte, Valnera. A Gemma Zabaleta le ha traicionado el subconsciente. Cuando dice que "no todo el mundo puede hacer un proyecto vital entre nosotros" seguro que se refiere a que no todo el mundo se atreve a dar el paso de afiliarse a su partido. Dentro del PSE, todo. Fuera, el frío. Que se lo digan a Melchor Gil. ¿Qué habría pasado con su expediente en la Hacienda de Vizcaya si no hubiese sido cuñado del Lehendakari? La vara de medir de la administración es irregular e injusta. Mientras PPSOE siguen aportando capital calentito contante y sonante a la Banca que defrauda y quiebra, el único fraude que se persigue con saña es el que cometen los pobres, los inmigrantes y los subsidiados. Pero sólo es mi opinión.