Páginas vistas en total

domingo, 21 de octubre de 2012

¿A QUIÉN VOTO?

      Dice el Teorema de Cámara que el grado de corrupción de un partido político es directamente proporcional al poder que ostenta. Según esta teoría, las candidaturas electorales que obtienen más escaños son las que más aprovechados, arribistas, defraudadores, traficantes de influencias y amigos de lo ajeno acogen en sus filas. Invito a cualquier militante o defensor de uno de esos partidos poderosos (y por lo tanto corruptos) que me ofrezcan una excepción a la regla para confirmar aún más mi Teorema.

    ¿A quién votar entonces? A quienes aún no han tocado el terciopelo de la poltrona ni la makila del poder. En mi circunscripción electoral de Álava se presentan 15 candidaturas. Sólo hay 8 que jamás han pillado cacho: entre ellas EQUO y Escaños en blanco.
     Los ecologistas de EQUO están liderados por Juantxo López de Uralde, que se hizo famoso como dirigente de Greenpeace-España cuando estuvo detenido durante 19 días en Dinamarca tras colarse en una Cumbre del Cambio Climático y desplegar una pancarta en la que se leía “Los políticos hablan, los líderes actúan”. EQUO obtuvo más de 200.000 votos en las últimas elecciones generales.
     Escaños en blanco aglutina el espíritu crítico de quienes exigen un nuevo sistema electoral con listas abiertas para contrarrestar la partitocracia. Hoy día, los votantes sólo pueden apoyar candidaturas cerradas de las que no pueden tachar a políticos corruptos o profesionales de la cosa pública que tanto abundan en las formaciones tradicionales. Escaños en Blanco casi consiguió 100.000 votos en las pasadas elecciones generales. En las municipales, lograron dejar vacías tres concejalías en las localidades catalanas de Foixá y Gironella. Su lema es “No cobramos, no ocupamos”.  
     

No hay comentarios: