Páginas vistas en total

lunes, 10 de diciembre de 2012

¿DERECHOS HUMANOS? Ja ja ja ja ja ja

Hitler también fue candidato al Nobel de la Paz.
Los “derechos humanos” ya no son lo que eran. En 1948 quedaron muy bien en una Carta majestuosa. Que si la vida, que si la vivienda, que si la salud, que si la educación, que si la paz...  Ja, ja, ja… Han pasado 64 años desde su nacimiento y los "derechos humanos" están a punto de la jubilación.
    Si gracias a un pucherazo le han concedido el Premio Nobel de la Paz a la Unión Europea es que algo va mal… La UE nació en 1957 para proteger la economía de Francia, Alemania, Italia, Bélgica, Holanda, y Luxemburgo. Así se llamaba: Comunidad Económica Europea. Defendían el franco, el euro, la lira… Hoy es un Club más grande, de 27 socios. 17 de ellos defienden el euro. Los derechos humanos les importan una mierda. Lo fundamental son los derechos de los mercados, de los especuladores y de las grandes corporaciones.
       Ahora ha llegado el Premio Nobel de la Paz para consagrar una mentira. La Unión Europea no se merece ningún Nobel. Desde la aprobación de la Constitución Europea, se ha consagrado el Imperio de los Mercados por encima de los Derechos Humanos. La Paz es un problema secundario, que hay que resolver siempre y cuando afecte al PIB, a la riqueza de los de siempre y a la fortaleza del Euro.
       En 2011 la Unión Europea gastó en Defensa 325.000 millones de euros. Los recortes en gastos militares son mínimos mientras los gastos sociales se baten en retirada. ¿Nos defendemos del peligro rojo? ¿De un ataque preventivo de la URSS? ¿De la amenaza talibán? ¿Del Imperio Chino? ¿De los extraterrestres?... Tal vez algún día la Unión Europea tenga que utilizar toda su fuerza militar para sofocar la rebelión que está incubándose entre su ciudadanía indignada.
      Por culpa de la Constitución Europea aprobada por la puerta de atrás, la UE que defendía el Estado de Bienestar (de los ciudadanos) se ha convertido en el escudero fiel del Negocio Especulador (de los bancos y grandes corporaciones). Recuerden que en España sólo el 44 por ciento de los ciudadanos votó en aquel referéndum del Tratado Europeo de 2005. En Francia y Holanda fue rechazado. Los mejor informados querían impedir la llegada del Neoliberalismo Salvaje con medidas como la flexiseguridad debajo del brazo. El capitalismo del siglo XXI quiere trabajadores europeos con los mismos derechos laborales que los chinos. Y en ello está mientras Rajoy y Rubalcaba siguen silbando mirando a las musarañas del Congreso de los Diputados. Recuerden que ambos obedecieron a Merkel cuando en el verano de 2011 ordenó cambiar la Constitución Española para consagrar un nuevo “DERECHO HUMANO” del siglo XXI: no debemos endeudarnos, no debemos engordar el déficit… Y de paso, hay que promover la privatización de la Sanidad, la Educación y los Servicios Sociales…
     ¡Que les den el Nobel también a Rajoy y Rubalcaba, los vasallos de Merkel y de Emilio Botín!
     Derechos Humanos… Ja, ja, ja... Por lo menos, a los noruegos no les engañan...


No hay comentarios: