Páginas vistas en total

martes, 12 de marzo de 2013

“YO SIEMPRE HE INTENTADO TENER ALGUNA AMANTE”. MORTADELO Y FILEMÓN. CAPÍTULO 2

Iñaki Gerenabarrena, ex jefe del PNV alavés y de la TÍA.

¿En manos de qué impresentables estamos? En 2007, el Lehendakari Juan José Ibarretxe y el entonces presidente del PNV de Álava, Iñaki Gerenabarrena promovieron o consintieron la creación de una red de espionaje a políticos y empresarios alaveses no nacionalistas. Algunos ertzainas perpetraron la fechoría, aprovechándose de la estructura de los Servicios de Espionaje para la Lucha Antiterrorista del Gobierno Vasco (la U.I.A., Unidad de Información y Análisis). Uno de ellos no ha tenido reparo en confesar ante la Audiencia Provincial de Álava que es militante del PNV. Un policía puede afiliarse a lo que quiera, pero alardear de ello ante los jueces ya nos indica que ellos se creen los amos de este cortijo que pagamos entre todos.
Encapuchado Lau, Acha en medio, Aitor nos mira...


      Mientras ETA seguía asesinando, ertzainas se dedicaban en cuerpo y alma a buscar trapos sucios en las vidas de políticos y empresarios del PP y PSE. Desde 1999, Álava ha estado en manos de populares y socialistas. 14 años seguidos con alcaldes no nacionalistas (el popular Alfonso Alonso, el socialista Patxi Lazcoz y el popular Javier Maroto). En la Diputación Foral de Álava, también habrían mandado desde el 99 populares y socialistas de no ser por la nefasta gestión del líder socialista alavés, Txarli Prieto, que entregó las llaves de la Diputación a Xabier Agirre (PNV) durante 4 años por su torpe negociación tras las elecciones de 2007. 
     El juez instructor del caso Tellería, Roberto Ramos, y el fiscal jefe de Vitoria Josu Izaguirre, se encontraron en 2010 con un inesperado caramelo entre las manos. Después de detener a 8 personas, entre las que estaba el teniente de diputado general de Álava, el nacionalista Alfredo de Miguel, como supuesto cabecilla de una presunta red de corrupción, un ertzaina experto en Informática encontró el rastro de unas fichas de espionaje. En casa de otro de los detenidos, el dirigente nacionalista Aitor Tellería (cuyo trasero ha estado sentado en diversas poltronas desde 1991) se encontró un disco duro externo con 6 documentos Word. Tellería creyó que con borrarlos ya valía, pero la poli no es tonta, y el ertzaina recuperó las 6 fichas policiales de espionaje. A partir de ahí, el juez Ramos y el fiscal Izaguirre siguieron tirando del hilo y tras ocho largos meses de instrucción del sumario, en Vitoria tenemos un bonito juicio contra Aitor Tellería y los ertzainas Jesús Acha y Carlos Lau. Se juegan 4 años de cárcel.
     Es posible que el Servicio de Espionaje de la Ertzaintza esté tocado de muerte. En la Audiencia se están destripando los secretos de la estructura de la UIA. La contaminación de unas pocas manzanas acabará de un plumazo con el trabajo de muchos profesionales leales al Estado de Derecho que hay en esa Unidad de Información y Análisis.
      Una a una se han ido desmontando las informaciones que contenían las seis fichas de Mortadelo y Filemón. El PNV coleccionaba bulos y rumores para mayor gloria del partido, cada vez más arrinconado en Vitoria. Todo vale para calumniar al español. Que si el entonces alcalde de Vitoria Patxi Lazcoz hacía obras ilegales y sin licencia en su piso y fraccionaba facturas para evitar concursos de adjudicación, que si el responsable municipal de Urbanismo de Vitoria, Jesús Marcos, se apropiaba de unas valiosísimas puertas de madera del colegio de las Ursulinas, que si el concejal socialista Juan Carlos Alonso comió un día con el entonces concejal de Unidad Alavesa José Antonio Pizarro, que si Santiago Abascal (PP) que ha sufrido 110 actos de violencia terrorista y kale borroka había colocado en un museo a su hermano… ¡UNA VOMITIVA COLECCIÓN DE CHASCARRILLOS Y MENTIRAS! El PNV de Ibarretxe y Gerenabarrena pensaba que así reconquistaría Álava… Así la perdieron ¿definitivamente? en las elecciones de 2011, en que el popular Javier de Andrés sustituyó al nacionalista Xabier Agirre. 
Todo un partido:Txarli Prieto, soltero, 55 años.
      Obviamente, de muchísimos detalles groseros no nos enteraremos. Otros han ido aflorando debido a la incontinencia verbal de los testigos que van desfilando por la Audiencia Provincial. Hasta ahora, el premio “BOCA DE BUZÓN” se lo lleva el secretario general de los socialistas alaveses, Txarli Prieto. Uno de los agentes encargados de su custodia le preguntó en 2007 si tenía alguna querida, dada su condición de soltero de oro. Aquello le indignó y provocó la denuncia ante los responsables de la Ertzaintza. A su escolta no le respondió, pero sí lo hizo ayer al Tribunal: “Yo siempre he intentado tener alguna amante”. En el amor, el compromiso es una virtud. En política, también. 

1 comentario:

José Manuel Cámara Sáez dijo...

Me dice una fuente que prefiere no ser identificada que "por la frivolidad y por lo bocazas que son algunos, y por respeto a la otra persona, te diré que Prieto durante muchos años y hasta no hace mucho ha tenido pareja con la que vivía. Todos los socialistas sabemos quién es. Otra cosa esa además de a ella tuviera más. A mí en su vida personal realmente como si se t… a una g……, pero es el secretario general de mi partido y su prepotencia es lo q me preocupa. Sólo quería hacerte la aclaración que de soltero de oro nada, a no ser que sea porque no hubiese pasado por la vicaría."
NOTA DEL AUTOR:
En efecto, Juan Carlos Prieto declaró ayer ante la Audiencia Provincial de Álava que era "SOLTERO". También dijo que su profesión era la de "GESTOR DE EMPRESA", lo cual resulta altamente significativo. Sin embargo, lo hizo mucho mejor en la presentación de credenciales que un ex-alcalde de Vitoria, que a preguntas del presidente de la sala respondió que su profesión era la de "CONCEJAL"... Así nos va... Por cierto, ¿dónde se estudia para concejal?