Páginas vistas en total

domingo, 28 de abril de 2013

NI EDU MADINA NI PATXI LÓPEZ: MARÍA EGUIGUREN

Garazi Otegi y María Eguiguren
 ¿Han perdido el juicio Jesús Eguiguren y Rafaela Romero? No debe ser fácil haber defendido toda una vida en Guipúzcoa los valores del PSE, pero meter a los niños en la trinchera política me da vergüenza ajena. Eguiguren y Romero han visto cómo ETA asesinaba a decenas de compañeros socialistas, han sentido la amenaza terrorista cada vez que salían de casa, pero creo que utilizar en la contienda política a su hija María, de 13 años, no es de buenos padres. La hija del presidente de los socialistas vascos y la hija de Arnaldo Otegi recogieron el viernes el "Premio Gernika por la Paz y la Reconciliación". Garazi Otegi tiene 17 años. También estaba previsto que hablase en la ceremonia, pero no lo hizo, abrumada por los nervios. Que Garazi hubiese tomado la palabra para pedir la libertad de su padre a casi todos nos habría parecido normal. Lo que no es lógico es que la hija de dos políticos, por mucho que hayan sufrido el azote del terrorismo, sea utilizada para transmitir las consignas que oye en la cocina de casa.     María Eguiguren dijo en Guernica: : "Sé lo que es odiar, sé lo que es oír 'ójala se muera'. Odiar es el infierno, el cielo es vivir en paz, sé lo que es sufrir, lo que es tener miedo, por ello pido a vascos y españoles que recen por las víctimas y que salgan de las cárceles los que trabajan por la paz, como Arnaldo".
     Ni Edu Madina ni Patxi López. El relevo de Rubalcaba al frente del PSOE se llama María Eguiguren y sólo tiene 13 años.
Los padres de la criatura
      Ya sabemos que la Declaración de los Derechos del Niño no prohíbe expresamente que los menores den mítines, pero ya aseguraba en 1959 que al niño “se le dará una educación que favorezca su cultura general y le permita, en condiciones de igualdad de oportunidades, desarrollar sus aptitudes y juicio individual, su sentido de responsabilidad moral y social y llegar a ser un miembro útil de la sociedad.”
    Dura tarea la de los padres vascos que debemos educar a nuestros hijos para que desarrollen su “juicio individual”. Recetas milagrosas para lograrlo no tengo, pero cada vez que un niño sube a un escenario de un mitin a mí se me revuelven las tripas.
    Sobre el equilibrio emocional de Eguiguren se habla mucho en los mentideros socialistas. En un país normal, un condenado por maltratar a su esposa jamás habría vuelto a presentarse a las elecciones… Euskizofrenia es un sitio distinto en el que, para defender una bandera, todo vale... En otro tiempo sirvió asesinar niños y mirar para otro lado... Ahora vale convertirles en portavoces abanderados de la paz. Mi bandera sigue siendo mi infancia y en ella los discursos los hacían los personajes del TBO... Por favor, que vuelvan Josechu el Vasco y el Capitán Trueno. Ellos sí que serían capaces de pactar para que gane el bueno. Arnaldo Otegi y Jesús Eguiguren ya intentaron solucionar el falso conflicto vasco. Fracasaron. Ahora echan de menos aquella "negociación en la cumbre" en un caserío de Elgoibar.

No hay comentarios: