Páginas vistas en total

viernes, 10 de mayo de 2013

GREAVES ERRORES DE GREAVES

Con 56 años, Belén Greaves lleva toda una vida aferrada a un cargo público: consejera y viceconsejera de Comercio y Consumo, parlamentaria en tres legislaturas o diputada de Cultura vizcaína… La actual directora del Instituto Vasco de Consumo ha logrado poner de acuerdo a todos los partidos: debe rectificar sus declaraciones sobre el fraude masivo sufrido por 40.000 ciudadanos que compraron deuda perpetua de Eroski y Fagor bajo engaño. No se pueden llevar las
Jon Darpón y Belén Greaves

riendas del organismo que defiende los derechos de los consumidores y afirmar que “Eroski y Fagor lo hicieron bien, y eso nadie lo puede negar”. GREAVE ERROR. ¿Son intocables las empresas del Grupo Mondragón? Parece que sí. En marzo, el PNV y EH Bildu confiaron a Kontsumobide que mediara entre los compradores de las “Preferentes con Label Vasco” y los bancos y cajas encargados de su comercialización. Desde la tribuna del Parlamento, Luis Javier Tellería (PNV) ya se tiró a la piscina asegurando que no hubo fraude. Greaves también está convencida. ¿Para qué buscar entonces la mediación de Kontsumobide? Para justificar el sueldo de Greaves.
Belén se asoma por encima del cono verde.
      Este no es el primer error grave de Greaves. En 2002, siendo diputada de Cultura vizcaína fue responsable de una ruinosa compra de dólares que realizó el Museo Guggenheim… Con dinero de todos los vascos, por supuesto. Los responsables del museo creyeron que el euro iba a devaluarse en relación al dólar y ordenaron comprar dólares a mansalva. GREAVE ERROR. El euro se revalorizó frente al dólar y los vascos perdimos 6 millones de euros. Cuando Greaves fue llamada a declarar a una comisión de investigación del Parlamento Vasco, no tuvo el coraje de reconocerlo y le echó la culpa al asesoramiento del BBVA. Ella nunca se equivoca.
Escurriendo el bulto tras perder 6 millones de euros.
      También estuvo lista en 2001 cuando dimitió de su cargo de viceconsejera de Comercio y Turismo para presentarse a unas elecciones y el Gobierno Vasco le mantuvo el mismo sueldo nombrándola asesora. Belén Greaves estuvo cobrando la sopa boba durante 6 meses hasta que volvió a la misma poltrona que había abandonado. Ella ha nacido para mandar…
     



No hay comentarios: