Páginas vistas en total

domingo, 19 de mayo de 2013

¿QUÉ HIZO URTZA PARA MERECER ESTO?


Cada vez que un patriota de ETA se convierte en noticia, los periodistas manejamos su nombre con soltura, como si fuese un futbolista. Sin embargo, a veces se nos olvida citar lo más importante de su biografía: su historial delictivo. Urtza Alkorta se ha convertido en la última heroína de la izquierda abertzale, que le montó un muro popular en Ondárroa para entorpecer su detención. Iker Rioja, de “El Mundo”, cree que el despliegue de 300 ertzainas para arrestarla nos costará 70.000 euros a los contribuyentes. La factura la pagaremos entre todos. A Urtza le toca ahora pagar una condena de cárcel de 5 años y un día. Pero ¿qué hizo para merecer esto? Afortunadamente, Antonio Santos, en "El Correo", nos recordó sus delitos probados. El Tribunal Supremo ratificó en febrero la sentencia de la Audiencia Nacional que demostró que Urtza Alkorta colaboró con ETA
durante dos años: 2007 y 2008. Fue absuelta de pertenencia a organización terrorista y tenencia de explosivos, pero quedó probado que ayudó a transportar explosivos a un comando de ETA formado por vecinos de Ondarroa. Urtza fue detenida por la Ertzaintza junto a otros implicados en febrero de 2010. Para imponer su condena, los jueces se han basado en las declaraciones realizadas por ella en sede judicial y ante el juez de instrucción. Urtza sostiene que la torturaron, aunque la sentencia recalca que la Ertzaintza no recurrió a la incomunicación para interrogarla. Los magistrados dan por cierto que Alkorta realizó actividades de correo, información y acompañamiento para el comando que dirigían los etarras Ibon Iparragirre y Asier Badiola.  En su información de “El Correo”, Antonio Santos añade que en enero de 2008, Urtza fue a Francia para recibir un curso de adiestramiento. Lo que allí aprendió lo puso en práctica en Euskadi realizando “tareas de lanzadera en un coche, escoltando a otro que trasladaba explosivos”. Parte de este material fue empleado para sendos ataques en Orio y Azpeitia contra un repetidor de telecomunicaciones y una empresa concesionaria de las obras del TAV. Urtza también hacía de correo entre Iparragirre y Badiola para evitar que les vieran juntos y les facilitó la compra de teléfonos. Cuando la detuvieron, Alkorta guardaba en su teléfono móvil la matrícula de un coche camuflado de la Ertzaintza. Y en su casa tenía 4.280 euros… Demasiado dinero junto para ir de potes por Ondarroa.
      Dos blogueros de opiniones tan opuestas como Santiago González
e Iñaki Anasagasti coincidieron en criticar el circo que montó la izquierda abertzale en Ondarroa. Santiago González comparaba a Urtza con Marijaiak, el símbolo de las fiestas de Bilbao.
Por su parte, Anasagasti recordó que ninguno de los concentrados protestó en setiembre de 2008 cuando ETA hirió a 11 personas al provocar una explosión junto al cuartel de la Ertzaintza de esa localidad.
22 de setiembre de 2008. Así quedó el cuartel de la Ertzaintza de Ondarroa. (FOTO CARLOS GARCÍA. EL MUNDO)

No hay comentarios: