Páginas vistas en total

domingo, 20 de abril de 2014

QUEREJETA NECESITA 600.000 EUROS PARA "REFUNDAR" EL BASKONIA


Foto: Javi Colmenero.
Se cumplen dos meses desde que el Baskonia fichó a Lamar Odom. Durante estos 60 días de contrato, el baloncestista de la NBA iba a ser piedra angular sobre la que se iba a “refundar” el club, tal y como aseguró el presidente Josean Querejeta. Sin embargo, ha resultado ser un fiasco en toda regla. Sólo jugó 23 minutos en dos partidos con la camiseta baskonista. Su cosecha fue paupérrima: una canasta tras 8 tiros, 4 rebotes, 1 asistencia, 3 pérdidas de balón y 2 recuperaciones. El único que le sacó rendimiento fue el alcalde de Vitoria, Javier Maroto, que se pudo fotografíar junto al ganador de dos anillos NBA y le recomendó probar los pintxos y manjares de la Capital Gastronómica de España. Pero MecagonLamar entendió mal el mensaje y no demostró ningún interés en rehabilitarse de sus coqueteos con las drogas. Eso sí, ahora parece preferir las drogas blandas (puros y brandy) y no se tiene constancia de que haya vuelto a probar el crack. En las tres semanas que estuvo en Euskizofrenia, se le vio de juerga con sus compañeros de equipo Van Oostrum y Walter Hodges, fumándose un habano que no se lo salta un pertiguista y abrevando cognac del bueno. Tal y como era de esperar, Odom se acabó aburriendo de la capital de Euskadi y a mediados de marzo se fue a Estados Unidos sin avisar al club. Decía que le dolía la espalda. Su contrato establecía que iba a cobrar 150.000 dólares por dos meses como jugador del Baskonia. Cada punto anotado por el neoyorkino ha costado 50.000 dolares. Y cada rebote, 12.500. La sabia afición baskonista se decepcionó tan rápidamente como se había ilusionado al comprobar que el agente de MecagonLamar había utilizado al Baskonia como una Residencia de Proyecto Hombre en la que recluir al galáctico baloncestista para alejarle de los vicios y de los paparazzi americanos. El sabio periodista vitoriano Roberto Arrillaga ha resumido con humor en 21 fotos los 21 días que Odom estuvo en Vitoria.
     Justo ahora que se cumple el contrato de Odom, Querejeta ha anunciado
http://odomspain.blogspot.com.es/
que abrirá una ampliación de capital para captar 600.000 euros. Salvo un milagro en la Liga ACB, el Baskonia puede completar la temporada más aciaga del siglo XXI, después de haber sido eliminado de la Euroliga en el Top 16 y de la Copa del Rey en cuartos de final. Crisis deportiva y crisis económica llegan juntas. El club de Querejeta sigue pagando a duras penas el crédito que pidió para embarcarse en el pelotazo inmobiliario que le permitió construir Bakh, su Ciudad Deportiva. El cuento de la Lechera salió mal porque una de las parcelas que compró en Salburúa sigue sin venderse. Por si fuera poco, al comprar un Alavés arruinado y en concurso de acreedores, el Baskonia asumió nuevos riesgos. El 16 de mayo Saski Baskonia ha convocado una Junta de Accionistas. No estaría mal que antes de captar nuevos accionistas, el club empiece a mimar a los antiguos. La transparencia debe ser uno de los pilares sobre los que refundar la sociedad. Álava también necesita saber cómo están las cuentas de esa empresa privada de la que dependen los dos principales clubes de Vitoria. Al fin y al cabo, aunque no seamos aficionados al deporte, todos los contribuyentes financiamos ese negocio con nuestros impuestos.

No hay comentarios: