Páginas vistas en total

sábado, 12 de julio de 2014

Ni Edu, ni Pedro, ni Tapias... SOTILLOS.

Se llama Alberto Sotillos. Orgulloso, se presenta en las redes con su primer título: “Padre”, tal vez para olvidar la coletilla que le acompañará siempre: “el hijo de Eduardo Sotillos”. La empresa de comunicación de Alberto se llama Mr. President. Tiene un blog llamado Sesión de Control. Es joven.Tal vez por ello no se corta un pelo cuando asegura que, junto a otros militantes del PSOE de Madrid, quiere refundar el viejo partido de sus mayores. Sin cortarse un pelo, cree que PP y PSOE gobiernan juntos, recuerda que el 93 por ciento de los españoles no confía en Rubalcaba y que nadie en la Ejecutiva de su partido representa a la izquierda. A Vitoria llegó invitado por otro socialista rebelde y respondón: Óscar Rodríguez Vaz, que se movió en la última foto electoral y quedó fuera del Parlamento Vasco.
     Alberto Sotillos ha escrito un libro que se llama "Democracia contra la democracia". Dice que lo escribió porque “leyendo los periódicos me entraban ganas de pegarme un tiro y porque en esta situación sólo nos queda una opción: ser molestos”. Con sorna, empezó hablando de Suárez, a quien la España Eterna ha elevado a los altares tras su muerte. Sotillos cree que la democracia que salió de la dictadura de Franco “salió justita, no podía ser del copón. No hubo revueltas populares ni golpes de Estado victoriosos. Es una democracia limitada cuyos elementos de protección se están volviendo contra los ciudadanos”.  
     AFORAMIENTO: BURLADERO DE CORRUPTOS
Alberto Sotillos y el historiador Antonio Rivera  (dcha.)
      El militante díscolo del PSM recordó que la figura del aforado se creó para defender a los políticos de las denuncias masivas que la extrema derecha lanzaba contra quienes ejercían los nuevos derechos políticos en la Transición. Ahora, los aforados corruptos utilizan ese privilegio como burladero para esquivar la acción de la justicia. Los políticos usan el aforamiento “para que no se haga política. Los políticos viven en una escala social diferente y protegida del resto de la sociedad. A veces dicen que se van a acercar a nuestros barrios, que nos van a escuchar.” Ellos viven en otros barrios, en otro mundo.  Quien se deja engatusar por ellos acaba siendo “cooptado aunque viva puerta a puerta con nosotros porque le dan un despacho o la llave de acceso a un Consejo de Administración”.
     “¿Cómo elegimos a nuestros representantes? –se pregunta Sotillos- No les elegimos nosotros. Y no hace falta hablar de la candidatura socialista a Europa. ¿Hemos elegido alguna vez a alguien? Los cargos públicos no trabajan para el ciudadano sino para las personas que hacen las listas.
     Por esas y otras razones, Alberto Sotillos cree que la democracia se ha quedado obsoleta. La Constitución consolida la Monarquía como “una figura eterna”, la Iglesia nunca ha sido democrática y los medios de comunicación son lo que son. 40 años después, la ciudadanía reclama respuestas.
       ESQUIZOFRENIA SOCIALISTA
       Alberto Sotillos cree que hay dos PSOEs: uno en la calle y otro en la Ejecutiva, muchos de cuyos nombres siguen en el machito del poder desde la Transición. Algunos superarán la longevidad política de Franco con el culo pegado a la poltrona. Mientras, los procesos participativos dentro del PSOE, según Sotillos, apenas se han abierto. El ciudadano no se siente representado porque ve que esta “no es su democracia”. Los jóvenes, en la calle, nos dicen: “es vuestra democracia”. Tampoco llegan nuevos afiliados. La ciudadanía ha abandonado la política en manos de los políticos ¿y qué han hecho los políticos?
Vitoria. Centro Cívico Iparralde. 27 de marzo de 2014.
       LA ESTAFA CONSTITUCIONAL DEL PPSOE
       “En agosto de 2011 –recuerda Sotillos- el PSOE firmó una reforma de la Constitución a traición que hace imposible el cumplimiento de su propio programa electoral. ¡!!FIN DEL SOCIALISMO!!!”. Y los ciudadanos, añade, les castigaron otorgándoles sólo 110 diputados.    
       Casi tres años después, el PSOE sigue sin respuestas, aunque estableció los cimientos sobre los que se asientan algunos de los actuales recortes sociales: las leyes socialistas “pusieron la llave para el Trabajo Temporal y para la privatización de la Sanidad”. Y como el PSOE no da respuestas, surgen nuevos partidos que intentan captar los votos que se les escaparán: Podemos, Equo, Partidos X… Según Sotillos, “el PSOE ha gobernado contra sus esencias, contra sus ideas y los votantes prefieren votar al original, al PP”, que defiende mejor un programa neoliberal.
      EL PSOE NO PUEDE PEDIR EL VOTO EN EUROPA
      Alberto Sotillos critica con dureza “la campaña de abrazos” que ha emprendido Elena Valenciano, la cabeza de lista del PSOE a las elecciones europeas del 25 de mayo. “¿Una campaña de abrazos en un país con 6 millones de parados? ¿Cómo atreverse a pedir el voto en la Europa de los Derechos? No se puede, Elena”. Gracias a la reforma del artículo 135 de la Constitución, el pago de la Deuda se antepone a la defensa de los Derechos Sociales.
       UNA DEUDA ILEGÍTIMA NO HAY QUE PAGARLA
A. Sotillos, autor de "Democracia contra la Democracia"
      Sotillos cree que es imposible pagar la Deuda. “A lo mejor no hay que pagarla –sostiene- a lo mejor hay que retrasar su pago o promover quitas”. El militante socialista madrileño asegura que los ciudadanos no son responsables del endeudamiento del Estado. “Yo no he contraído ninguna deuda –dijo- ¿por qué tengo que pagarla?” También recordo que en su día “condonamos la deuda de Latinoamérica y ahora no se entiende que tengamos que pagar una deuda ilegítima”.
      Sotillos piensa que la deuda se está usando para cambiar nuestro modelo político, económico, social y moral. Mientras, él cumple con su objetivo: ser molestos y pregonar el uso de la Democracia contra esta democracia que se está quedando en papel mojado.

No hay comentarios: