Páginas vistas en total

lunes, 15 de septiembre de 2014

PRIMARIAS SOCIATAS EN ÁLAVA: CRISTINA GONZÁLEZ Y TXARLI PRIETO, LA EXTRAÑA PAREJA.

Txarli Prieto, encantado de haberse conocido
Cristina González Calvar.
Que Cristina González asegure que no es la candidata del sector oficialista de Txarli Prieto tiene gracia. NO ES LA CANDIDATA DE TXARLI, ES SU PAREJA. Cuando uno pregunta entre la militancia socialista por el trabajo político de Cristina González en las Juntas Generales de Álava, te responden que "nadie lo conoce, es irrelevante, los socialistas alaveses no significan nada en la Diputación". Cristina González fue elegida a dedo como portavoz del PSE en la Cámara Legislativa Provincial. La escogió el dedo de su novio. Que su labor política sea intranscendente no quiere decir que también lo sea su sueldo. La candidata oficialista a suceder a su pareja, Txarli Prieto, como secretaria general de los socialistas alaveses gana tanto como el Lehendakari. Antes de que González ascendiera a jefa de grupo, los portavoces de las Juntas Generales de Álava no tenían asignado un salario específico por ese puesto, dietas aparte, salvo que se lo diera su Grupo Juntero o su partido. Justo cuando Cristina González sustituyó como portavoz a su pareja, Txarli Prieto lideró una negociación para poner salario a los jefes de grupo juntero. La ropa cara que tanto les gusta llevar cuesta un pastón. En plena época de recortes, una institución tan "sui generis" (por no decir inútil) como las Juntas Generales, puso un salario de 75.000-80.000 euros a sus portavoces.
LAS CUENTAS DEL SOCIALISMO ALAVÉS
Nadie ajeno al PSOE ha podido fiscalizar las cuentas de los socialistas alaveses. Los trapos sucios se lavan en casa, pero algunos apestan tanto que acaban llenando el patio de mal olor. Eso ocurre en la sede socialista de Vitoria. Cuando hay que hacer un trabajito en las oficinas de la calle Arka, las lleva a cabo uno de los hermanos de Txarli, que es socio de la empresa de albañilería que tenía. Lo mismo ha ocurrido en otras sedes de Álava. Tampoco se da cuenta a nadie de nombramientos y sustituciones de liberados que ganan un pastón en el séptimo año desde que empezó esta Crisis-Estafa que vivimos.
EL CONEJO DE LA CHISTERA DE TXARLI
El actual secretario general de los socialistas alaveses casi siempre tiene una sorpresa para ganar. Le falló sólo una vez: cuando aseguró que tenía garantizado el cargo de Diputado General después de creerse un pacto de papel mojado apalabrado con Aralar.  En su victoria más reciente, el Congreso de febrero de 2013, Txarli se sacó de la chistera una legión de militantes de última hora: porteros de discoteca nigerianos, peluqueras etíopes y gente muy humilde a la que sus secuaces convencieron con un argumento muy sólido: la cuota la pagaría el partido. De hecho, los estatutos del PSE permiten que se domicilien 4 afiliaciones por cuenta. Todos los intentos que ha hecho el sector renovador para confirmar esta información han sido inútiles: Álava remite el escrito a Bilbao, Bilbao lo manda a las Agrupaciones, que a su vez lo rebotan a la Ejecutiva y así hasta que se canse el que pide datos.
QUE DECIDAN LOS MILITANTES
Unos 750 militantes tienen derecho a votar a su nuevo líder en Álava. Información no les falta sobre lo que pasa en su partido. Pero si necesitan más datos, pueden saber qué pucherazo han cometido los oficialistas con los avales, qué tipo de avales MODELO FAISÁN consigue la Extraña Pareja,cómo gana Congresos Txarli Prieto y quién es un tipo desconocido llamado Iván Ruiz de Eguílaz, el biznieto del hombre que abría las puertas...

No hay comentarios: