Páginas vistas en total

miércoles, 25 de noviembre de 2015

LUIS BÁRCENAS IMPARTE UN MÁSTER DE CONTABILIDAD EN EL SOCIALISMO ALAVÉS: Los imputados Txarli Prieto y García Hidalgo provocan dimisiones en el Comité Provincial por no aclarar las cuentas del partido.


Gª Hidalgo: jefe de la porra sociata
Destacados militantes del socialismo alavés siguen dejando solos a Txarli Prieto y Víctor García Hidalgo para que continúen hundiendo su partido-cortijo. El PSE se desangra. El exsecretario general Prieto y el exdirector de la Policía y actual secretario de organización García Hidalgo tratan de hacer comulgar con ruedas de molino a sus militantes. Presentaron ayer unas cuentas del partido que imitan a las de Luis Bárcenas. Los rebeldes del sector crítico que aún quedaban en el Comité Provincial del PSE han dicho BASTA YA. Prieto y García Hidalgo pretendían ayer que esos militantes que aún están en dicho comité fueran cómplices en la aprobación de la liquidación del presupuesto de 2014 y de los presupuestos de 2015. Son como las Cuentas del Gran Capitán. Ante la petición de los críticos de que desglosasen los capítulos más polémicos, el exdirector de la Policía Víctor García Hidalgo sacó la porra de su mal genio y respondió con insultos y gritos a esa exigencia de transparencia. Lo único que pedían los críticos era que justificasen una incongruencia: el PSE se ha convertido en el quinto partido de Álava, ha reducido su representación política en las instituciones hasta el ridículo y sin embargo se ha incrementado el gasto de personal en un 50 por ciento.
Txarli Prieto: sonrisa de imputado inocente
¿Cuántos ex altos cargos que se fueron al paro al no ser reelegidos en las elecciones de mayo reciben ahora el pesebre del partido en forma de sueldos vergonzantes? ¿Por qué no aclaran de una vez dónde fueron a parar cada uno de los céntimos de los 70.000 euros que recibió el PSE del Ministerio de Interior para dotar de mayores medidas de seguridad a las sedes del partido cuando ETA aún asesinaba? ¿Dónde están las facturas que detallen las obras que realizó la empresa Escoiba, propiedad entonces del que era secretario general Txarli Prieto, y que cobró la mayor parte de ese dinero? ¿Esa es la transparencia que predica la novia de Txarli Prieto a la que éste aupó a la secretaría general del partido? ¿Cómo es posible que Cristina González tenga la desvergüenza de ostentar el cargo de diputada de Fomento de Empleo, Comercio, Turismo y Administración Foral en el gobierno de la Diputación de Álava y ni siquiera sea capaz de convencer a sus militantes de que las cuentas de su partido son de fiar? Ella es la responsable de administrar el dinero de todos los alaveses en la Diputación y no convence ni a sus militantes de la transparencia de los presupuestos de su propio partido.
Cristina González Calvar, administradora de cortijos.
      A este paso, el PSE de Txarli Prieto va a hacer historia en Álava. Como siga así, por primera vez no va a lograr ni un solo diputado al Congreso en las elecciones del 20-D. Que le hagan un monumento en la Plaza del Arca. Y, de paso, que encarguen el monumento a la empresa Escoiba para que Txarli siga sacando dinero del partido que fundó Pablo Iglesias "El Viejo". Si Antonio Amat levantara la cabeza se afiliaría a otro partido.      





2 comentarios:

Jesus dijo...

Me duele decirlo...pero esto es penoso. Comparto Manu, contigo, la preocupación o, más que la preocupación, la profunda desolación que me causa ver a un partido que, creo sinceramente, ha tenido una historia y un proyecto que ofrecer en el plano local y global, se desintegra y desangra, echando por la borda ese bagaje. Repito...desolador!!!!

José Manuel Cámara Sáez dijo...

El PSOE, en Álava, forma parte de la historia del territorio. Sin aquel viejo PSOE de Antonio Amat la historia de esta tierra habría sido distinta. En los 80, los oportunistas asaltaron la Bastilla del Partido y se lo quedaron. Desde entonces, el socialismo es sólo una etiqueta que se ponen algunos para ganar poder y dinero. Pues que se vayan enterando: la partida se está acabando. Todo el mundo va conociendo quién es quién en ese cortijo. Y el que les vote, que se responsabilice del mal que hagan en las instituciones que gobiernen. ¿Regeneración socialista? Juas, juas, juas...