Páginas vistas en total

sábado, 28 de noviembre de 2015

TONTERÍAS DE LEHENDAKARIS. NUESTROS POLÍTICOS NO SON SOSTENIBLES NI CON SUJETADOR.

¿Dónde estaban los 200 invitados? 
     Vitoria acogió una bochornosa Cumbre
del Mundo Mundial del Turismo Sostenible. Dentro del horario de los funcionarios de alto standing, doscientas personas disfrutaron de dos días de diversión en la European Green Capital 2012. No contentos con ello, aburrieron a las ovejas con su Carta del Mundo Mundial del Turismo Sostenible.
     La redacción de patochadas que no sirven para nada da de comer a millones de políticos, funcionarios, asesores, periodistas y gabinetes de comunicación de todo el Mundo Mundial.
      Durante una hora escuché cómo expertos con nobles apellidos como Menéndez Pidal intentaban justificar su sueldo hablando de resoluciones, declaraciones, buenas intenciones...
       En realidad, han gozado de un turismo de lujo en la Capital de Euskadi. Las instituciones se vuelcan en dar millones de euros para montar congresos, exposiciones y jornadas que sirven de abrevadero económico para los amigos de sus amigos.

                    IMPOSIBLE SOSTENIBILIDAD

    ¿Saqué algo en claro después de una hora de discursos huecos? Sólo la consejera de Turismo de
Encantados de conocerse y gastar nuestro dinero.
Canarias, María Teresa Lorenzo, se atrevió a plantear una pregunta que dejaba bien claro que el turismo masivo es insostenible, como cualquier otra actividad económica de este planeta regido por la codicia y el capitalismo salvaje.
     Hoy día hay 1000 millones de llegadas internacionales a los aeropuertos del mundo, el doble que hace 20 años. Unas vacaciones en el extranjero se han convertido en derecho humano inalienable de los habitantes del Primer Mundo.
     Si podemos ir a un país subdesarrollado para ver su miseria y darles un poco de pan, mejor. De paso, que las multinacionales les compren sus tierras, sus materias primas y su mano de obra para arrasar sus bosques o su biodiversidad. Los mismos políticos responsables de destrozar el planeta tienen el morro de reunirse cada dos por tres para hablarnos de Desarrollo Sostenible.

                 UNA TONTERÍA DE IBARRETXE


Cualquier publica un libro. Yo también.
      Recuerdo que hace unos quince años, otro Lehendakari, también del PNV, se llenaba la boca en el mismo Palacio Europa de Vitoria para hablar del Desarrollo Sostenible. Era un concepto que empezaba a ponerse de moda entre la casta dirigente del mundo.
     Como siempre hacen los lehendakaris, presidentes de gobiernos o alcaldillos de poca monta, después de inaugurar los congresos tienen el morro de marcharse sin escuchar lo que se dice después.
     En aquella ocasión, después de haber escuchado las palabras vacías de Juan José Ibarretxe, me quedé para oír más conferencias con el fin de poder informar de algo sustantivo. Tuve suerte. Un catalán puso los puntos sobre las íes, asegurando que Desarrollo Económico y Sostenibilidad son conceptos antagónicos y que unirlos en una misma frase era una TONTERÍA.
     Llamó tonto al Lehendakari. Menos mal que no había en la sala nadie de Protocolo del Gobierno Vasco y la sangre no llegó al río. Por mucho menos, Ibarretxe parió un Estatutito de Autonomía que se le había ocurrido mientras pedaleaba en bici por esos puertos de montaña en los que se siente Indurain.

                    EL INSOSTENIBLE PRECIO 
            DE LA SOLIDARIDAD INTERNACIONAL


Sabin Intxaurraga en Indonesia. 2006.
      No hablo por boca de asno. Esta vez no. En 2006, tres meses después del Tsunami que arrasó Indonesia, Tailandia y otros países de la zona, fui destinado como enviado especial de TVE a un Congreso del Mundo Mundial de Gobiernos Regionales para el Desarrollo Sostenible.
      El Gobierno Vasco nos llevó empotrados en la comitiva oficial a tres periodistas para que pudiésemos contar las hazañas del ya difunto consejero de Medio Ambiente, Sabin Intxaurraga. El político vizcaíno de Eusko Alkartasuna era un tipo cordial y simpático. Nos paseamos con él  por la isla de Sumatra con el objetivo de asistir a un montón de caros eventos para políticos que presuntamente iban a recaudar dinero para Banda Aceh y otras zonas devastadas por el Tsunami.
     Disfruté del trato que se da a las autoridades políticas. Un pastizal. La inutilidad de un jefe de prensa logró que apenas se informara en Euskadi sobre la visita a las playas de Banda Aceh de Intxaurraga. La audiencia de ETB y TVE se ahorró el consumo de pornografía periodística en estado puro para alimentar el morbo del personal.
      Con esta historia llené un cuaderno de bitácora y algún día resucitaré aquellos y otros recuerdos en un libro con mis crónicas viajeras. Continuará...
Indonesia, 2006. Tres meses después del Tsunami. La población local nos miraba atónita. ¿Para qué tanto despliegue?
Gobiernos Reg. por el Desarrollo Sostenible. Indonesia 2006

No hay comentarios: