Páginas vistas en total

viernes, 11 de diciembre de 2015

CandiDATOS. (Cap. 2º) SOCIALISTAS Y LIBERALES: JAVIER LASARTE Y JULIA LIBERAL. EL DÚO DEL RECORD.

La BANDA: Liberal, González, Snchz, Mendía y Lasarte
Javier Lasarte, socialismo liberal de corbata y cole privado.
Desde el 77, los socialistas alaveses siempre han llevado al menos un diputado al Congreso. Javier Lasarte va a batir un récord. Se quedará sin poltrona el 20D. En las once elecciones generales anteriores, el PSE logró 2 escaños en Álava seis veces y 1 representante cinco veces. A Javier Lasarte le ha tocado la china. Un hombre gris con un perfil liberal que asusta a cualquier obrero se ha convertido en cabeza de lista. ¿Pero qué hay en su cabeza? Ambición y poco más. Es experto en acumular empleos y sueldos. Este vitoriano nacido en Miranda de Ebro (Burgos) es Jefe de Promoción Económica y Empleo de la Diputación de Álava, profesor asociado de la UPV en la que se tituló como economista y consejero en diversas sociedades del sector financiero y de capital riesgo. Incluso le sobra tiempo para ser vocal del Colegio Vasco de Economistas. Pero la guinda a su carrera la puso cuando el PSE le convirtió en vicepresidente tercero de la Caja Vital entre 2002 y 2009, la entidad mangoneada por el PSE-PNV-PP. Que le pregunten a Mikel Cabieces. Su carnet dice que es socialista, pero los militantes críticos de su partido (que no todos han roto el carnet) alucinan... Sus ideas son de derechas. Es un liberal en estado puro. Lasarte ya probó la poltrona del Congreso con Zapatero y mataría por volver a pillar cacho. Se postuló ante la novia de Txarli Prieto para ser candidato a alcalde, aunque casi nadie le conocía en Vitoria. Incluso llegó a reunirse con funcionarios municipales para preparar un programa electoral, pero el tiro le salió por la culata porque no le cuadraban las cuentas: de concejal de la oposición iba a cobrar menos que en su cargo de la Diputación. Después, se arrepintió e intentó de nuevo ser el candidato a la alcaldía pero el partido le dijo que ya era tarde. Llamó entonces al líder de los rebeldes, Iván Ruiz de Eguílaz, para intentar cerrar una lista alternativa a las municipales, pero le dijeron que no. Pobrecito. Cuando Txarli Prieto y Cristina González hundían al partido en la miseria durante la crisis que no cesa del socialismo alavés, Javier Lasarte se postuló también como tercera vía entre el Imputado Txarli y el rebelde Iván Ruiz de Eguílaz. Esta jugada tampoco le salió bien y salió elegido Peio López de Munain y un expresidente de Caja Vital que jamás aceptó ciertas preguntas en ruedas de prensa. Sus ideas no encajan muy bien ni en el socialismo ni en la socialdemocracia. Javier Lasarte será firme defensor de lo público cuando haya que decirlo en un mitin, pero sus hijos se han formado en colegios y universidades privadas.
JULIA LIBERAL: LA EMPRESARIA SIN EMPRESA
Julia Liberal es la presidenta de AMPEA, Asociación de Mujeres Profesionales y Empresarias de Álava. Sin embargo, varias crisis personales y económicas la han sumido en la ruina. Suele decir a su

gente que lo tiene todo embargado. Tenía una empresa que contrataba a personas con discapacidad.
Julia Liberal, empresaria y "socialista". 
Las condiciones laborales de sus trabajadores eran tercermundistas. Cuando se arruinó, empezó a mendigar en todas las instituciones donde el PSE tenía poder para colocarla. Ni la aldaba de Patxi López como lehendakari le funcionó. Incluso Txarli Prieto le llegó a decir que el partido no era una empresa de contratación (salvo que hubiese que contratar a su compañía Escoiba). Esta decepción la convirtió en rebelde del sector crítico hasta que Txarli se reunió con ella y la convenció con un sueldo como procuradora en la Mesa de las Juntas Generales de Álava y una candidatura como la que estrena. Para nada... Julia Liberal no pisará el Senado ni aunque el electorado alavés vaya a votar harto de hachís el 20D. Eso sí: fruto del acuerdo presupuestario entre el PNV y el PSE, AMPEA recibirá una jugosa subvención, lo mismo que los Amigos de la Petanca o la Asociación de Tuta de Barakaldo. No en vano, su vicepresidenta es del PNV. Eso se llama subvención perpetua en Euskizofrenia.No se pierdan la información de Iker Rioja Andueza. 
EL PSE ALAVÉS SE DESANGRA.
El exjefe de la Poli y Prieto salen del Tribunal de Bilbao
Pero el  partido vive en perpetua crisis, se desangra por dentro, con el continuo goteo de militantes que rompen su carnet y reducido a la mínima expresión en la calle, bajo la batuta del imputado/investigado Txarli Prieto, que lo dirige en la sombra por mediación de su pareja, la secretaria general Cristina González. Para perpetuar la casta de políticos de raza como Prieto, el número 3 de la candidatura al Congreso es su sobrino Jon Nogales. Desde que el asesinado por ETA Fernando Buesa convirtió el socialismo alavés en democristiano, el PSE se convirtió en un club de caciques como Javier Rojo, que se ha jubilado dejando colocados en buenos pesebres a su hermano el Gregorio Rojo, su hija Natalia Rojo y también su yerno. La democracia interna es una falacia. El partido sirve para que Prieto y los suyos hagan negocios. Ahora los fiscales y jueces les han pillado y Txarli tendrá que explicar dónde están los 70.000 euros que recibió del Ministerio de Interior para aumentar la seguridad de algunas de sus sedes en Álava. Prieto era copropietario de la empresa Escoiba que supuestamente hacía las obras, pero Txarli y el exdirector de la Policía Víctor García Hidalgo siguen buscando las facturas que justifiquen esos gastos.

No hay comentarios: