Páginas vistas en total

sábado, 1 de diciembre de 2018

SI BEBE, NO CONDUZCA SEÑOR JUEZ. El magistrado Alfonso González-Guija será juzgado este lunes en Vitoria por conducir borracho.


      Los agentes de la Ertzaintza que detuvieron esta pasada semana un vehículo particular en un
Alfonso González-Guija. Foto EL PAÍS.
A la izquierda, el juez González-Guija. (Foto de eldiario.es)
control rutinario en el alto de Altube no se imaginaban la sorpresa que les esperaba al volante. Con los ojos abiertos como platos les esperaba el juez Alfonso Gonzalez-Guija Jiménez. Después de pedirle los papeles, los ertzainas le exigieron que se sometiera a un control de alcoholhemia. El resultado no dejó lugar a dudas: 0'87 mg./l. Dado que conducir con una tasa de alcohol en sangre superior a 0'60 se considera delito, al juez González-Guija le espera una pena de prisión de 3 a 6 meses, con retirada del carnet entre 1 y 4 años. Mañana lunes, se celebrará en el Palacio de Justicia de Vitoria un juicio rápido por este caso.
      Se da la circunstancia de que este veterano magistrado, que fue juez decano de Bilbao entre 2002 y 20014, fue condecorado en 2016 por la Ertzaintza y por la Guardia Civil. Es miembro de la Asociación Profesional de la Magistratura. 
       En Junio de 2016 la Consejería de Seguridad del Gobierno Vasco le distinguió por su decisiva colaboración con la Ertzaintza en beneficio o prestigio de este cuerpo. Este juez fue recusado dos años después por los abogados de la familia de Íñigo Cabacas, el joven que murió en 2012 tras recibir el impacto de una pelota de goma durante una carga de la Ertzaintza en Bilbao. González-Guija había declarado antes en una entrevista a EITB que no tenía "dudas de que a nivel policial se pusieron todos los medios" para aclarar el Caso Cabacas. La sentencia que se acaba de conocer afirma precisamente lo contrario: el tribunal que preside Reyes Goenaga critica la investigación policial ya que no se recogieron todas las armas usadas por los ertzainas y no se preservó el lugar de los hechos para hacer las pruebas periciales necesarias. Esta sentencia condena a dos años de prisión al agente responsable de la operación por no impedir la carga policial. Dado que este ertzaina está jubilado y no tiene antecedentes penales es casi seguro que no pisará la cárcel.
    En Septiembre de 2016, meses después de recibir la condecoración de la Ertzaintza, Alfonso González-Guija fue condecorado con la Cruz de la Orden del Mérito de la Guardia Civil con distintivo blanco por "colaborar espontánea y generosamente al logro de las misiones de la Guardia Civil". Después, juzgó a los 4 agentes del instituto armado por las presuntas torturas a Sandra Barrenetxea. Fueron absueltos. En su sentencia, el juez González-Guija sostenía que si Barrenetxea hubiese sido desnudada por la Guardia Civil durante su traslado de Bilbao a Madrid, "algún camionero lo habría visto desde su cabina y habría avisado a Emergencias".

No hay comentarios: